Bordados

Manto Heráldico

Lucido por la Santa Mujer Verónica, el manto heráldico fue bordado en el taller de D. Tomás Valcárcel Deza para la Hermandad en el año 1947 y se estrenaría un año más tarde, con unas medidas de 3.5 metros de largo por 5 de ancho. Sobre fondo azul turquesa lleva bordados con 25 kilos de hilo de oro los 148 escudos correspondientes a cada uno de los pueblos de la Provincia, rematados con infinidad de perlas y piedras semipreciosas, y agrupados en torno a sus correspondientes Partidos Judiciales. En el centro, el escudo de Alicante Capital flanqueado con dos ángeles que portan una filacteria en la que se lee: “Año 1948. Alicante y su Provincia a la Santísima Faz”. La idea surgió como tributo a la Santa Faz, la gran devoción de la provincia, y para ello se estimó conveniente que todas las localidades de ésta estuvieran presentes. El coste correría por cada uno de los municipios, de acuerdo a sus posibilidades, cuyo escudo figuraría en el manto.

 

Al acto de inauguración de dicho manto, asistieron los alcaldes de todos los municipios representados en él, y el estreno tuvo tal relevancia en todo el país que fue galardonado con el premio nacional de artesanía. Lo original de esta obra de arte es que los escudos y los cuarteles, así como los campos de gules, sable y azur, están realizados con una nueva técnica, pues, siendo de colores, están bordados en oros y platas.


Sayas y Paños Santa Mujer Verónica

La imagen de la Santa Mujer Verónica cuenta con dos sayas bordadas y dos paños con la santa efigie de Cristo. El primer conjunto fue bordado por D. Tomás Valcárcel Deza en el año 1947 en los años fundacionales, el paño en 1946 y la saya un año más tarde con un escudo de Alicante bordado a conjunto con el maravilloso manto Heráldico.

El segundo conjunto fue estrenado en el año 2013. La saya fue bordada por D. José Espadero con aplicaciones de realce sobre tejido de damasco de algodón y seda natural. El diseño cuenta con motivos vegetales dibujados en hilos de oro como brescado, canutillo rizado y liso, torzal, lentejuela y hojilla y lleva un fajín calado en oro. En esta ocasión, fue D. Manuel Lobato el encargado de realizar el lienzo de la Verónica. La Sagrada Imagen está pintada al óleo sobre tejido de raso Valencia color natural coronado con tisú de oro.


Manto y Palio de las Palomas

En 1943 La Virgen de los Dolores estrenará el fastuoso manto bordado por Tomás Valcárcel en sus talleres por cerca de cuarenta bordadoras que fueron estableciendo turnos durante un año para llevar a cabo esta gran tarea. Ha llegado a ser conocido popularmente con el paso de los años como “Manto de las Palomas”, llamado así por ir bordado sobre los arabescos de oro y los grandes medallones ovalados de las escenas de los Siete Dolores de la Virgen, un delicado juego de 43 palomas bordadas en hilo de plata con las alas al aire. El efecto, cuando es movido por sus costaleros es el de ir las palomas volando, batiendo sus alas debido a la existencia de delicados muelles que las separan del terciopelo del manto. En el centro del manto, el escudo de la Hermandad y, uniéndolo todo, una bellísima maraña de arabescos, hojas de acanto, de muérdago, volutas y rocallas salidas de la imaginación de D. Tomás. Su extensión es de 6.5 metros de largo por 4.5 de ancho.

 

Más adelante, en el año 1947, se estrena el Palio del paso de la Dolorosa que hará juego con el Manto de las Palomas. Fue confeccionado por el Mayordomo de la Hermandad, D. Tomás Valcárcel Deza, mide 3’45 metros de largo por 2’15 de ancho. El fondo es de terciopelo de seda azul marino para que armonizase con el manto de la Virgen, del que forma juego inseparable. Lleva 20 kilos de hilo de oro, así como esmeraldas, rubíes, zafiros, topacios y perlas en gran cantidad. El techo va cuajado de arabesco de oro con mallas, ostentando en el centro un medallón de 1’5 metros de longitud y l metro de ancho bordado con seda de varios colores sobre malla de oro. En el centro, se ha bordado el Espíritu Santo y un juego de ángeles y querubines, ostentando los atributos de la Hermandad.

 

El año que fue estrenado, quedó recogida en el Diario Información de Alicante esta descripción:

 

“Toda la Gloria va cuajada de arabescos de oro con malla, ostentando en el centro un medallón de metro y medio de longitud y uno de ancho bordado con seda de varios colores sobre malla de oro. En el centro del medallón ha sido bordado en relieve el Espíritu Santo y un juego de ángeles y querubines ostentando los atributos de la Hermandad; uno de ellos lleva la Palma de San Juan, otro la Cruz del Cristo del Mar y un tercero, una rama de azucena como símbolo de la Virgen. Los baldaquines del palio, que han sido bordados por ambos lados y recortados con gran precisión llevan cada uno cinco medallones de malla de oro cuajados de preciosos arabescos del mismo metal. Como sea, repetimos, que tiene la particularidad del bordado doble, su confección ha sido costosísima, lográndose una perfecta obra. 

 

Los lados anterior y posterior del palio, siguen la misma armonía que los costados y ostentan en el centro un tríptico de ángeles bordados asimismo en oro que se hallan adorando al Santísimo Sacramento del Altar como símbolo de la Hermandad Sacramental. Dichos ángeles se hallan prendidos en el aire portando la corona real. Las alas de los ángeles quedan completamente sueltas, con el fin de que formen conjunto con las palomas del manto de la Virgen.

 

Todas las caídas (baldaquines) del palio llevan los flecos cuajados de bellotas de oro fino y los remates de los laterales y frontis de los que cuelgan dieciocho cordones con borlas, también en oro fino.”


Simpecado Virgen de los Dolores

El “simpecado”, la insignia que en las procesiones abre el cortejo de la Virgen en la cofradía, bordado por D. Tomás Valcárcel Deza al estilo de los de Sevilla en 1942, cuenta con una Inmaculada tallada por Antonio Castillo Lastrucci y con unos bellísimos ángeles en oro y plata que portan la leyenda “Sine Labe Concepta”.


Estandartes de D. Tomás Valcárcel

En las décadas de 1940 y 1950 D. Tomás Valcárcel contribuyó al crecimiento artístico de nuestras cofradías con el bordado de una gran variedad de insignias. Por un lado, el bacalao para la Hermandad matriz del Cristo del Mar y los dos estandartes corporativos de las Hermandades de la Oración en el Huerto y Santa Mujer Verónica. Dos "Senatus", que se trata de una insignia que en los cortejos procesionales antecede al paso del Cristo con la inscripción "SPQR", en referencia a la sociedad romana de la Jerusalén de hace 2000 años, escenario de la Pasión de Cristo. Además de diversas galas para trompetas y hasta una bandera de Alicante con la que el Ayuntamiento de la ciudad premió a la Hermandad en el año 1964 por ser la Cofradía que mas se había esforzado por engrandecer la Semana Santa alicantina.


Saya de Salida de D. Tomás Valcárcel

Sobre tisú color blanco roto fue bordada con hilo de oro en 1943 por Don Tomás Valcárcel Deza.  por D. Tomás Valcárcel Deza a conjunto con el Manto de las Palomas. Ha sido la saya que la Virgen de los Dolores ha utilizado en procesión hasta la última salida extraordinaria con motivo de la Coronación Canónica.


Saya de la Coronación

Bordada en 2017 por D. José Espadero con motivo de la Coronación Canónica de la Virgen de los Dolores en hilo de oro sobre tisú de plata.


Saya de las Perlas

En marzo de 2017, en su anual besamanos, la Virgen de los Dolores estrenó esta saya, bordada con más de 200 perlas, obra de nuestra Hermana Dña. María del Carmen González como obsequio por la Coronación Canónica de la Dolorosa. Una saya que curiosamente pasará a la historia, puesto que la pintora Dña. Isabel Santiago la eligió a la hora de plasmar a la Virgen de los Dolores en el cartel de la Coronación.