Domingo de Ramos

Real y Muy Ilustre Hermandad Sacramental de Jesús en Samaria, Santa Oración en el Huerto y Santísima Virgen de la Paz

Hablar del Domingo de Ramos es hablar del día más esperado del año por todos los cofrades. Y más en nuestra Hermandad, puesto que ponemos en la calle cinco Pasos que componen dos Cofradías muy queridas por todos los alicantinos.

 

La mañana comienza temprano, empiezan a llegar los Tronos a la Basílica de Santa María, todo debe estar preparado para que a las 10:30h de comienzo la misa de bendición de palmas. Una misa especial, y es que para la ocasión bajan del Colegio Inmaculada Jesuitas varios sacerdotes para concelebrarla. La relación de esta Hermandad con los Jesuitas se remonta al momento fundacional, y es que el padre Rafael Esplá, jesuita, fue el que la fundara hace ya más de 100 años. La basílica de Santa María se llena hasta los topes y es que a todos los Hermanos de esta Hermandad se unen padres, alumnos, antiguos alumnos, profesores... del colegio. Son ellos los que compondrán la primera de las Cofradías que formarán nuestra procesión.

Encabezando el cortejo, será la cruz de guía la que primero cruce las puertas de la basílica. Se trata de una de las cruces de guía más peculiares y personales de nuestra Semana Santa. Y es así porque porta el lienzo de la Santa Faz prendido del crucero y luce engalanada con ramas de olivo, símbolos de las dos Cofradías que procesionarán. Tras ella, aparece la bandera del colegio Inmaculada Jesuitas y sus cientos de alumnos, que se vuelcan con una procesión que ya se ha convertido en una tradición para el colegio tras 10 años de participación. Los más pequeños portan sus palmas del Domingo de Ramos, a partir de quinto de primaria visten la vesta de la Hermandad y los mayores de Bachiller cargan sobre sus hombros el Paso de la Santísima Virgen de la Paz o procesionan como damas de mantilla.

 

El primer Paso que saldrá a las calles es el de Jesús en Samaria, llevado por los antiguos alumnos del colegio. Y cerrando la cofradía el Paso de misterio de la Oración en el Huerto. Ambos Pasos son decorados con olivos y todo tipo de plantas de carácter mediterráneo que impregnan todo el recorrido de un aroma inigualable. 

Real y Muy Ilustre Hermandad Sacramental del Santísimo Cristo de las Penas y Santa Mujer Verónica

Las capas de los Hermanos cambian de color, del lila al azul Alicante y tras dos largas filas de nazarenos sale desde Santa María el Paso de misterio del Cristo de las Penas encabezando la segunda de nuestras Cofradías. Sin duda, la Santa Faz es la mayor devoción de nuestra ciudad, y ésta encuentra en nuestra Cofradía su presencia en la Semana Santa. En el primer paso se representa el momento en el que la Santa Mujer Verónica enjuaga el rostro de Cristo llevándose consigo su efigie, y en el segundo la propia Verónica portando el famoso manto de los escudos de la provincia. Además, los nazarenos se ayudan en su caminar con cañas rematadas por romero. Todo un guiño a la romería de la Santa  Faz. El de la Verónica, se trata de uno de los pasos más queridos en Alicante y a su paso levanta toda clase de vivas o proclamas... ¡Faz Divina! ¡Misericordia!

 

Ya está toda la procesión en la calle, el sol luce como sólo sabe hacerlo para Alicante, y durante toda la mañana se vivirán momentos de emoción, devoción y alegría propia del Domingo de Ramos por todas las calles de la ciudad. La plaza de la Santísima Faz, el paso por la concatedral de San Nicolás, la Carrera Oficial, el ayuntamiento, un bello recorrido que tendrá su punto álgido al paso por la Explanada. Y es en ese momento cuando, junto al mar, y bajo las palmeras que conforman un auténtico palio, nuestra Hermandad se convierte en la viva imagen de la Semana Santa alicantina.